Como mejorar una vivienda para hacerla más eficiente energéticamente

Aug. 27, 2021 Vivat Spain

Desde hace 8 años en España está vigente la certificación energética de los inmuebles que se clasifican desde el tipo A (la más eficiente) hasta el tipo G (la menos eficiente), siendo esta última la mayoritaria.




Los expertos calculan que unos 25 millones de viviendas pierden cada año más de 12000 millones de euros debido al mal acondicionamiento energético.

Hoy queremos daros algunos consejos para reformar vuestras viviendas y mejorar su eficiencia energética.

1- Ventanas eficientes.

Uno de los principales puntos que debemos tratar son las ventanas.

Actualmente hay en el mercado una amplia gama de ventanas eficientes que cuentan con una alta hermeticidad y aislamiento. Un ejemplo es el fabricante Kömmerling y su sistema Kömmerling 76 con el que se consiguen unas prestaciones de aislamiento térmico y acústico perfectas.

Además podemos incorporar diferentes tipos de cristales como el bajo emisivo o el Guardian Sun que ayudan a reducir la cantidad de calor o frío que se transmite entre el interior y exterior de la ventana en su parte acristalada.

Con esta mejora, si bien es cierto que puede parecernos un desembolso considerable a corto plazo, conseguiremos un gran ahorro en calefacción y nos ayudará a controlar mejor la temperatura de la vivienda tanto en verano como en invierno.


2- Instalación eléctrica.

Una instalación eléctrica antigua o en malas condiciones puede suponer un peligro y también que los costes de electricidad se vean incrementados.

Cambiar el cableado de la vivienda para adaptarlo a los nuevos electrodomésticos, y a la demanda actual debido a los dispositivos electrónicos es una mejora a tener en cuenta.

Por otra parte desde hace muchos años las viviendas cuentan con sistemas de iluminación basados en halógenos y bombillas incandescentes. Suprimir estos sistemas de iluminación completamente y cambiarlos por tecnología LED supondrá una gran mejora de la eficiencia energética de la vivienda y una bajada en el consumo.



3- Electrodomésticos

Otro de los apartados importantes son los electrodomésticos. En el mercado actual hay infinidad de marcas y categorías energéticas y seguro que todos habéis buscado a la hora de comprar un electrodoméstico la clasificación A+++.

Desde el 1 de marzo de este año el sistema de clasificación energética de los electrodomésticos ha cambiado eliminando la ya conocida que iba desde A+++ hasta la D y sustituyéndola por una más simplificada desde la A hasta la G, además de incorporar en la parte inferior una serie de pictogramas donde podemos encontrar información sobre el consumo de agua, nivel de ruido, etc.

Si estás pensando en cambiar de electrodomésticos, te recomendamos fijarte en la nueva clasificación y comprar los que tengan clasificación energética A.



4- Aislamiento de suelos paredes y techos.

No contar con un buen aislamiento térmico y acústico en las paredes, suelos y techos es otro de los principales problemas de la mayoría de las viviendas en España.

Las casas y los pisos situados en la última planta de los edificios son los que más sufren las temperaturas del exterior. Instalar un falso techo con un aislante de lana de roca, poliestireno o fibra mineral aumentará la eficiencia energética.

También podemos aislar los suelos instalando una malla aislante y colocando suelo laminado encima del ya existente.

Se calcula que a través de las paredes y muros de las viviendas que no cuentan con ningún tipo de aislamiento en las paredes se pierde el 26% de la energía. La solución a este problema es un poco más compleja.

Si se trata de una comunidad de vecinos la forma más eficiente de hacerlo es colocando un sistema de aislamiento en la fachada o fachada ventilada.

Si no fuera posible realizarlo se puede hacer desde el interior colocando un sistema de trasdosados con aislante en las paredes interiores pero perderíamos bastante espacio en la vivienda,


5- Calefacción.

Cambiar las calderas antiguas por una de gas natural de baja temperatura y condensación, utilizar calderas de biomasa o instalar suelo radiante puede suponer un ahorro del 25%.

Una de las mejores opciones en el mercado son las calderas de biomasa, ya que utilizan energías renovables, pero no pueden instalarse en todas las viviendas. En ese caso cualquiera de las otras opciones supondrá el mismo ahorro energético.

¿Por qué recomendamos este tipo de calderas?

El principal motivo es su combustible, los pellets. Se trata de pequeños cilindros aglomerados de serrín y restos de tala, que no emiten gases de efecto invernadero y permiten ahorrar energía.

Una de nuestras marcas de referencia es la italiana Nórdica Extraflame, por su alta calidad de productos.




En Vivat Spain contamos con un departamento de interiorismo formado por profesionales del sector de diferentes ramas que pueden ayudarte a mejorar la eficiencia energética de tu vivienda. Puedes ver todos nuestros servicios y nuestro contacto en nuestra página web